Una técnica agronómica vital: La malla para tutoreo.

La malla para tutoreo, sus diversos usos y beneficios.

tutoreo para cultivo

Malla para tutoreo tiene diversos usos y ventajas, mejores rendimiento y mayor productividad.

Desde los años 60 un tipo de malla para tutoreo hecha de polipropileno se ha estado usando para la agricultura y sus diversas categorías, mejorando el crecimiento, la salud de las cosechas e incluso optimizando los costos tanto de mano de obra como de recolección. Este tipo de malla ha mejorado con el tiempo tanto en la composición química del material como en sus usos y aplicaciones.

Características de la malla.

Previamente mencionamos que la malla está hecha de polipropileno cuyas características pueden variar dependiendo de su fabricante. Podemos encontrarlas de distintos colores, tamaños, elasticidad, peso, aditivos, laminación y otros. Suelen ser resistentes a los rayos UV gracias a que son estabilizadas con inhibidores prolongando su vida útil y también pueden resistir bacterias y agentes químicos.

Se recomienda para el uso en la horticultura que el cuadro de la malla sea de 25×25 cm ya que le da espacio suficiente para que la planta sea podada de manera eficiente sin ser maltratada, así como el uso apropiado de las herramientas para la cosecha y otras ventajas que puntualizaremos más adelante.

Usos y aplicaciones recomendados.

Podemos encontrar varios usos de la malla para tutoreo (también conocida como malla espaldera).

malla espaldera

Su función es dar soporte a la planta permitiendo mas el acceso a nutrientes.

Acorde a su tamaño tenemos mallas pequeñas que pueden medir entre 10 y 18 cm y suelen ser utilizadas en la floricultura, donde colocadas de manera horizontal proporcionan un buen soporte para las flores de tallo largo como claveles o gladiolos. Usado de esta manera se fomenta el crecimiento de la flor y se contribuye a la rentabilidad de la misma.

Las mallas más grandes son usadas comúnmente en la horticultura y al ser desplayadas verticalmente le proporcionan un soporte óptimo en sus filas, particularmente de tomates, maíz, frijoles, pepinos, pimientos, guisantes y cualquier otro vegetal trepador. En este caso uno de los usos más apropiados es el método de doble muro o doble malla, el cual permite a esta clase de plantaciones crecer de manera natural sin la necesidad del constante contacto humano haciéndolo menos laborioso.

Para este sistema se colocan los tutores en fila y verticalmente a una distancia aproximadamente de 1,5m o 2,5m y a lo largo de estos se fija la malla para guiar las plantas.

Sobre el doble muro o doble malla podemos decir con certeza que simplificará el uso de la mano de obra, ya que permite caminar entre cosechas con libertad, reduce el constante contacto de las plantas con las manos de los trabajadores el cual en muchos casos es el principal propagador de patógenos como hongos o bacterias, y es utilizado para evitar que el suelo pudra nuestra cosecha.

cultivo de tomate

La malla puede ser usada en invernaderos como en huertos de diversos cultivos.

Para el tutoreo de tomates por ejemplo podemos colocarlos en forma circular, triangular o cuadrada y de esta manera facilitar su desarrollo y crecimiento, aunque también se pueden aplicar para otros tipos de plantas que ameriten un entutorado, todo dependerá de cómo aprovechemos nuestro espacio y hasta otorgarle un aspecto estético según nuestro gusto a nuestros huertos y cosechas.

Como método alterno podemos utilizar el sistema en V, donde la malla para tutoreo se dobla en la base de la planta, dejándola crecer dentro de esta V ya que los tallos superiores pueden posar sin problemas sobre la malla tutora. A este método se le conoce también como forma de sándwich.

Se recomienda que el tutoreo sea realizado cuando las plantas obtengan una altura aproximada de 25 a 30 cm y estén desarrollando sus ramas, ya que de empezar con anterioridad el tallo podría romperse, y hacerlo cuando ha pasado mucho tiempo tampoco es recomendable ya que las plantas adquieren mayor rigidez y de esta manera se hace mucho más difícil sujetarlas y guiarlas, sin contar que podríamos dañar las ramas y hojas que han crecido.

Estas técnicas pueden ser aplicadas tanto en cultivos y cosechas de carácter interior, especialmente en invernaderos, donde las plantas pueden lograr alturas superiores debido a las características de su ambiente controlado, como en las de carácter externo, donde es importante elaborar las hileras de manera organizada para incrementar los niveles de producción y extracción.

Beneficios y ventajas.

Anteriormente hemos hecho mención de algunos de los beneficios y ventajas que conlleva usar el método de la malla para tutoreo, a continuación extenderemos aún más las bondades de usar este tipo de malla para sus cosechas y plantaciones.

En primer lugar veamos los beneficios de usar el polipropileno como material:

  1. No se pudre.
  2. Es mucho más ligero que el poliéster o nylon, lo que facilita su manipulación.
  3. Su vida útil es la mayor en comparación a otros materiales usados para las mallas.
  4. No es afectado por la humedad, su retracción es baja y su expansión es casi nula.
  5. Con el polipropileno la protección UV es inyectada antes de la extrusión y luego es unida químicamente. A diferencia del poliéster o nylon donde la protección UV es a base de un recubrimiento luego de su fabricación, es este el primero en desgastarse luego de la exposición a rayos UV, permitiendo que se expanda-contraiga y se rompa con mayor facilidad con los cambios de humedad.
  6. Es fácil de instalar.
  7. Es reusable.

    malla para tutoreo

    Obtiene la planta mas luz, es mas fácil de podar y cosechar.

Ahora los beneficios de utilizar esta aclamada técnica de tutoreo:

  1. Las plantas reciben una mayor cantidad de aire y luz.
  2. La poda, la recolección, el riego, la aplicación de herbicidas o insecticidas y la manipulación en general es más confortable y sencilla.
  3. Evita que las plantas sean estropeadas por el contacto del suelo, evitan ser pisadas y reduce en gran medida los agentes fitopatógenos que son los principales causantes de enfermedades.
  4. Las plantas disponen de un apoyo adecuado para que su crecimiento sea óptimo y homogéneo.
  5. Requiere menor mano de obra para su instalación en menos tiempo, a diferencia de otras técnicas.
  6. Aumenta considerablemente la densidad de la siembra en menor espacio.
  7. Incrementa el porcentaje de polinización el cual se traduce en mayor producción y vitalidad para nuestra cosecha.
  8. Se puede usar tanto en invernaderos como en el campo abierto, proporcionándole una apariencia estética y ordenada a la plantación.
  9. Disminuye el stress mecánico de la planta ocasionado por la constante manipulación humana, permitiéndole crecer sin interrupciones, acelerando incluso su recolección.

    malla tutora

    Entutorar los cultivos con la malla tutora, es la mejor decisión.

Ahora que conocemos todo lo necesario para implementar la malla para tutoreo en nuestras cosechas y sus múltiples beneficios podemos enfocarnos en mejorar y gozar de productos de mayor calidad para aprovechar al máximo nuestro trabajo y esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *